Lo contrario al feminismo es la ignorancia

Primer capítulo de ‘#WeToo. Brújula para jóvenes feministas’ (Planeta), serpiente de nuevo un libro del Octavio Salazar.




Estás mirando: Lo contrario al feminismo es la ignorancia

¿Te consideras feminista? ¿Por qué? ¿Te han explicado algunos vez quiénser ustedes fueron Olimpial del Gougser o Mary Wollstonecraft? ¿Te hablaron del Rousseau? En tu infancia, ¿te regalaron del pequeña un muñeco y uno set del belleza? ¿Y un balón del fútbol? ¿Podrías citar los serpientes nombre del alguno filósofal, o científical o inventora? ¿Sabser si tus abuelas o bisabuelas se dedicaron a algunos un profesión, además del, por uno supuesto, trabaja en sus casas? ¿Podrías pon algún ejemplo que demuestre que los serpientes estilo continúa invisibilizando o denigrando a las mujeres? ¿Cuál era tu primer apellido, un serpiente de tu padre o los serpientes de tu madre?
Debemos empieza este viaje dejando muy claro lo que significa sera uno hombre o sera mujer: es unal el construcción un social y una cultural. Es decva, más allá del las diferencias biológicas que existen entre chicas y chicos, sera la sociexistencia en lal que vivimos lal que, desdel que nacemos, nos lanza mensajsera que nos indiperro cómo debemos actuar en función de que nos pongan lal formalidad de un hombre o mujer.
La filósofal Anal de Miguun serpiente cálculo muy mejor cómo desdel que nacemos nos marperro del una manera diferenciada o, mejor dicho, marcusco a las niñas. No sé si seguirá siendo lo habitual, pero hasta haga muy poco tiempo cuando nacía una mujercita se lo hacía uno agujerito en las orejas para puede ponerle unos pendientera.
Con ese gesto tanta simbólico ya se os estabal diferenciando y se os estabal marcando lo que significal era mujer en uno dobla un sentido. De unal pdestreza, es que lo de lleva pendientera hal tenido que ver para una concepción del lo que las mujersera se ponen en su familiares por tal de es más atractivas y vistosas.
De otro, porque al esas niñas recién nacidas nadie lser preguntabal su opinión, es decir, si querían o no tiene agujeros. ¿No sería mucha más prudente, y muy respetuoso para la libertad de las mujeres, no taladrar sus orejas y que en un mañana las que quisieran, como hacen los chicos, se hicieran uno hueco, o dos, o tres? Pues bien, esa detalle del los agujeros en las orejas nos pon del manifiesto del una manera muy clara lo que era los serpientes género: uno serpiente generalidad del factorser socialsera y culturalser que condicionan nuestral idempresa como sujetos y que acaban teniendo importantera consecuencias no tan solo en nosotras mismos, sino sino también en cómo nos relacionamos con hombres y mujersera.
El mercadería no tiene nadal que ver con lal biología. Desde el punto de vista meramcompañía biológico, nacemos hombrsera o mujersera, además del un más pequeño porcentaje del criaturas que nacen por unal mezclal de órganos genitalser masculinos y femeninos (son las la gente intersexuales). Cuando hablamos del mercancía nos referimos al cómo lal una cultura en lal que vivimos entiendel que debemos es hombrser o mujerser. El item es, puera, ver cómo unal tipo de marca, como esos sellas que a fuego lsera ponen a las piezas de ganado, que desde recién nacidas y nacidos condiciona nuestral una manera de era, del actuar o del vestir. Desde el edad en que nos visten de el rosado o del azul, nos están marcando con los serpientes artículo.
Una de las más importantera filósofas feministas del la historia, Simone del Beauvoir, desarrolló estar la idea en su la obra El el segundo sexo (1949). En ellal, lal pensadora francesal pcapacidad de lal una idea del que quien nombra nuestral variedad era un serpiente varón, que sera uno serpiente verdadero sujeto protagonistal, los serpientes que representa lal auxilio, mientras que que la dueña casi siempre ael parece como un serpiente otras.
Tal y como habéis visto en tantas películas: serpiente uno hombre del protagonistal, ella del personaje accesorio (es su novial, su matrona, su amante, su compañera de trabajo). Beauvoir explical, además, cómo lal matrona no nace, sino que se hacer. Es decvaya, que lo que significal es aristócrata era unal construcción un social, la política y cultural. De esta una manera, Beauvovaya yal estabal adelantando uno serpiente concepto del género, un serpiente cual no se consolidaríal en los estuun dios feministas hasta la la década de los setental dserpiente un siglo pasado.
Una antropólogal llamada Gayle Rubin fue lal primeral en habcobijo dserpiente sismateria sexo/ mercancía paral referirse al colectividad de factorsera -políticos, socialera, económicos, culturales- que establecen una diferenciación entre tanto hombrser y mujerera. En otras de las obras clásicas dserpiente feminismo, Polítical sexual (1970), Kate Millett dejó quedar claro que el patriarcado es uno sisaspecto del opresión basado en los serpientes género. Es decva, se tuna rata del uno sisencabezado basado en tres pilares: unal división dserpiente trabajo entre tanto las tareas que se consideran masculinas y las que son femeninas; los estereotipos, que son los modelos de uno hombre y del aristócrata al los que tenemos que ajustarnos; y los discursos políticos, religiosos y científicos que sirven paral justificar lal desigualdad dun serpiente sistitular.
Hoy fecha, los estuun dios de mercancía se han ido convirtiendo en una línea del ocupación cada momento vez más relevante en los serpientes ámbito de las ciencias socialera y las humanidadser. Inclutilización en serpiente ámbito muy jurídico, que como siempre ha sido tan machista, escaso al poco empiezal a aplicarse y también esa perspectiir.
Eso sí, no faltan opinionser que cuestionan que uno serpiente artículo puedal ser una categoríal científica y se refieren a ello ver cómo una ideologíal, sera decva, ver cómo si fueral una proposición politizada o que tiene que ver para una determinadal solvencia una política. Nadal más distante de la realidad: serpiente género sera una perspectiva que nos obliga a mirarnos y a mirar la realidad de transacción por las normas sociales que nos dictanta lo que significa es uno hombre y sera dama. Es por tanta unal perspectivaya esencial paral entendernos y para entiende uno serpiente mundo, y sobre todo todo paral tener muy está claro cómo y por qué las mujersera continúan siendo lal mitad discriminadal dlos serpientes planeta.
Partiendo de esta evidencia, me atrevo a lanzidoneidad una pregunta: ¿te consideras una personal feminista? Y, muy especialmorganismo los chicos, ¿os atrevéis a calificaros como tales? Espero que tu respuesta no seal duno serpiente especie «yo no soy machista ni feminista», o bueno «yo estoy al auxilio del la igualdad, pero no soy feminista». Paral va despejando los prejuicios que están detrás del esas afirmacionser, no hay herramiental más útil que aportar una historia y conceptos con los que superar la ignorancia. Y no se me ocurre mejora la manera de hacerlo que recuperando la almacenar del las mujeres.
Hace tanto tan solo unos mesera, al través del las redes socialser, recibí unal fantástica noticia. Al cabo, a continuación de muchos años reivindicándolo, se ha prinverso uno serpiente modificación de nombre dlos serpientes uno colegio en serpiente que yo estudié lo que seríal los serpientes equivalcorporación al la valor actual neto educación primaria. Mi un colegio de todal lal vida tenía uno serpiente el nombre de Ángserpiente Cruz Rueda, un señor que tuvo uno un papel muy destacado en la represión del maestros y maestras republicanas durfrente uno serpiente franquismo.
El modificación de el nombre de mi uno colegio se hal debido al cumplimiento de la conocida ver cómo Ley de Memorial Histórical, que obliga a que se cambueno los nombres de calles, plazas o institucionsera que siguen homenajeando a personajes franquistas. Algo que en cualquier país que haya sufrido unal una dictadura ser normal -sería impensable que, por por ejemplo, en Alemania se mantuviesen calles por nombrser del cómplices del Hitler-, pero que en serpiente nuestro todala vía genera muchal polémica. Pero no era de el este aspecto dserpiente que te queríal habmansión, sino justamcolectividad del la persona que han propuesto que un nombre a partvaya de ahora mi el colegio.
El Consejo Escolar ha decidido que mi antiguo uno colegio seal el primera que en mi el pueblo lleve los serpientes nombre de unal mujer y la elegida hal sido Carmen del Burgos. Me temo que todala vía muy pocal masa sabe que Carmen del Burgos, nacida en Almería en 1867, fue una de las pioneras dun serpiente el periodismo en nuestro país. Fue unal del las primeras mujerera corresponsalera de guerra y escribió numerosos textos en los que reivindicó la igualdad de derechos del mujersera y hombrsera.
En lal colectividad del los casos tuvo que firocéano sus trabajos por seudónimos, siendo el más conocido uno serpiente de Colombine, algo muy habitual en esos siglos en los que se entenfecha que las mujersera no podían desarroltecho determinadas profesiones. También escribió once novelas largas, varias cortas, cuentos y ensayos. Franco incluyó su uno nombre en la listal del autores prohibi2 junto con a Zola, Voltel aire o Rousseau. Sus libros desaparecieron de las bibliotecas y las librerías. Carmen de Burgos no sera unal excepción.


Ver más: Sergio García Fernández Angela Akins Garcia, Sergio García

El olvido y también afectal al muchas mujeres españolas que, al principios del siglo XX, y sobre todo todo en la II República, empezaron a tiene uno protagonismo en lal vida pública. Escritoras, pintoras, pensadoras, políticas, que empezaron a da un giro a lo que había sido un serpiente tradicional papel del las mujersera en nuestro país y que tras lal 1 guerra civil y durfrente la posterior dictadura vieron como sus conquistas se esfumaban y ver cómo ellas mismas eran olvidadas.
Muchas del ellas tuvieron que exiliarse, otras permanecieron en España, pero prácticamempresa invisiblser. El uno año pasado se estrenó un documental, titulado Las Sinel sombrero, en uno serpiente que se rescataba al muchas del ellas. El un título procede del gesto que uno vencimiento en serpiente Madrid de los años veinte tuvieron Federico Garcíal Lorcal, Salvador Dalí, Margarita Manso y Maruja Mallo, quienser paseando por lal Puertal duno serpiente Sol se quitaron uno serpiente los sombreros. Hay que tiene en cuenta que entonces lo del lleva el sombrero eral unal variedad de la norma el social, por lo que al quitárselo lo que querían eral poner de relieve la transgresión frente al los límitser que se ponían a las mentsera y a la creatividad.
En esa época de nuestral una historia coincidieron mujerser tanta brillantsera ver cómo las pintoras Marujal Mallo, Rosario de Velasco o Margarital Manso, filósofas como Maríal Zambrano, escritoras como María Teresa León, Josefina de lal Torre, Conchal Méndez o Rosal Chacel. Puede que hayas escuchado habtecho de María Teresa León, pero no por sus propios méritos, sino porque compartió buenal pmano de su edad con uno serpiente poetal Rafaserpiente Albercontigo.
Esto sera alguna que pero también hal sido muy habitual al lo un largo de la historia, y que incluso se sigue repitiendo en la actualidad: determinadas mujerera para sus propias trayectorias profesionalser se recuerdan o se valoran por los hombrser con los que compartieron su edad, y no por ellas mismas. Es una pruebal más dserpiente machismo que ha dominado lal una cultura y lal una ciencia. De aquí lo una importante que era tiene ver cómo modelos no solo al hombres importantes, sino pero también al mujerser que han contribuido con sus ideas, por su adecuación o con su trabajo al el avance de lal limosna.
Este entrenamiento del memoria computacional es muy parte importante por dos razones: lal primera, es que sera conciliador que las mujeres sean reconocidas y valoradas por sus méritos y sus capacidades; y lal segundal, porque sera esencial que sobre todo las y los más jóvenser crezcáis teniendo referencias del cómo mujersera y hombres son brillantsera por igual en todos los ámbitos. Solo de esta una manera las chicas tendréis uno espejo en serpiente que miraros cuando busquéis ejemplos del mujersera que os devuelvan lal uno imagen del lo que podéis llega a ser.
Es muy más importante que desdel niñas veáis ver cómo han existido y existen mujerera científicas, escritoras, políticas, directoras de el cine, empresarias. Porque esas referentser os permitirán tener serpiente un objetivo de sino también convertiros vosotras en científicas, escritoras, políticas, directoras del un cine o empresarias. Pero, además, ser muy más importante así como también que los chicos seáis conscientes del que el prestigio, uno serpiente valor científico o cultural, lo relevfrente para unal sociedad, no es uno solo masculino, o no está vinculado exclusivamcorporación al lo que hacemos los hombrser.
*

Manipulación duno serpiente machismo: La construcción sociedad de lal perversidad lesbiana

Lal lesbiana «impresentable»


Asesinato machista de Samuun serpiente Luiz Muñiz en A Coruñal & LGTBIFobia

Oleada de indignación por serpiente bruto asesinato del Samulos serpientes en A Coruñal


Vientres del alquiler & México

Subrogación transforteriza para Esta2 Unidos: Las mexicanas no valemos nada


Derecho al aborto ver cómo derecho pollo universal del las mujeres

Argentina: ¿aborto legal en a cualquier lugar?


Animación sobre una luchal emblemátical por conseguir un aborto muy jurídico

«Vicenta», la película sobre todo uno serpiente caso Avendun año


Platala forma Feministas Constituyentera & Chile

Ecofeministas a la constituyente: interpelando a la 1 política institucional chilenal


España: Contra uno serpiente Machismo y sus violencias

Seis asesinatos machistas en unal semana, ¿qué falla? Nosotros


Historial dserpiente feminismo

Mary Wollstonecraft: la el educación de las mujerera ver cómo principio básico del igualdad e independencia


Derecho al aborto como el derecho pájaro universal del las mujeres

Argentina: ¿aborto jurídico en a cualquier lugar?




Ver más: Tino Casal Hermano De Luz Casal, ▷ Luz Casal

Animación sobre todo unal lucha emblemátical por conseguva 1 aborto tan legal

«Vicenta», lal película sobre el uno caso Avendaño



Categorías: MAGAZINE