Tve1 Ultimo Capitulo De Acacias 38

*

*

*
*
50.08 min
Transcripción completa

Le that reservado

la consta habitacióny la más discreta.

Estás mirando: Tve1 ultimo capitulo de acacias 38

Me gustaría...

seguir prestando mis servicios.

Mientras así lo desee,esta denominaciones y será su casa, Marcelo.

Todo este infiernose acaba aquí y ahora.

-¿Alcalde, Jacinto?

-Eso the dicho, Lolita.

-Qué alegría.

-Ay.

-Hoy ha venido ns la academiauna coreógrafa famosa ese París.

Ha venido de visita

a busca bailarines a ~ su ballet

y me ha propuesto que hagauna prueba hacia su compañía.

¡Lo sabía!

¡Lo sabía!

¡Bum!

¡Vamos!

Mi nombre eliminar Gabriela Salmerón.

Hija.

¡Rápido, ayuda! ¡Que alguien llamea ns médico, vía Dios! ¡Rápido!

¡Rápido!Ay, Fidel. De Dios. Aguante.

Ay, qué desgracia más grande.Aguante.

Fidel, aguante.Por lo que más quiera, aguante.

¡Ayuda, ayuda!

¡Que alguien busque a profesor universitario Ignacio,rápido!

¡Vayan uno su casa, donde sea!

¡Fabiana!¡Fabiana! ¿Por qué esas voces?

Le ellos tienen dado a tiro.Le dispararon, don Ramón.

Le ellos tienen disparadoa Fidel dentro plena calle.

Y esto alguna pinta bien.¿Cómo que...?

Mire, mire.Dios Santo.

Ay, Dios Santo.

Ay.¡Que alguien vaya

y traiga a una ambulancia!Madre del Dios.

Hay mucha sangre, patrón Ramón.Hay tantos, tanto sangre.

¿Estaba consciente al llegar?No.

Nos preguntó por Lolitay lo mandamos a ese jardines.

Maldita la hora en que lo mandamos.

Como alguna vengan pronto,se desangra aquí mismo.

Ay.-¿Pero qué ha final aquí?

¡Fidel, Fidel, Fidel!

Fidel. No, no, no, no, no.-Aguante.

-¡Por favor, no! ¡Ayuda!¡Llamen a alguien, vía Dios!

¡Socorro! ¡Fidel!

¡Aguanta!

(Sintonía ese "Acacias 38")

Supongo los sabrá ese la muertede la tía Enriqueta.

Sí.

Mi primo me contó su fallecimientohace clavos semanas de teléfono.

Aunque era ya mayor,ninguno lo esperábamos.

Nos restos el apaciguar de saberque cuales sufrió en sus últimos días.

Me alegro.

Era una buena mujery se merecía lo mejor.

Ella me habló ese usteden su lecho ese muerte.

Desde entonces, that soñado con...

encontrarme alcanzar usted.

Con mi madre.

Quiero decir.

Espero ese al menos

fuera a sueño agradable.

Decirle lo contrario sería mentirle.

Por eso, alguna he dudadoen para a conocerla en persona.

Y por ahora que la veo,

no sé qué decirle.

A mí me ocurre lo mismo.

Y viéndote tan hombre joven y tan hermosa,

me avergüenza haberte ignoradotodos esta años.

No that venido aquí hacía juzgarla.

Sus motivos tendríapara hacer lo los hizo.

Me cuesta imaginar que la a madreabandone un su hijo por capricho

Entonces, ¿no me odias?

Solo la that odiado cuándo era niña.

No imagina cuánto echaba ese menosno tenerla fiestas mí.

¿Tía Enriqueta alguno te daba cariño?

Me cuidó qué si sal una hija más,

aunque...

me gustabaimaginar un mi mamá como...

una amiga alcanzar la que compartirmis inconvenientes y sentimientos.

Lo siento mucho.

La vidaes complicada hacía las mujeres.

Y supongo que yo fui los sacrificioque tuvo que hacer usted para...

llegar trepar donde está ahora.

Intenté caminando a verte varias veces,

pero mis remordimientosy la malo conciencia pesaron más

que las ganas de verte.

No tiene por qué justificarse.

Temía tanto ese me rechazarasque no me vi alcanzar fuerzas

de sol que fue ~ mi deber de madre.

Llevo mucho tiempoesperando este momento

y no me gustaría enturbiarlocon reproches.

Lo consta sería que...

nos dejáramos paquete por ns corazón.

¿No cree?

No acabó eres bastante e inteligente,

sino más generosade lo que podría imaginar.

Sepa que, aunque apenas la conozco,

sé los me reconozco dentro de usted.

¿En mí?

Al verla al entrar, that sentido

que la conozco ese toda la vida.

No me pregunte vía qué,

pero así ha sido.

Gabriela,sé que alguno tengo ningún derecho,

pero...

¿podría pedirteque me dieras ns abrazo?

Mi niña.

-Rosina, debe disculparnospor sorprendernos ese esta manera.

-¡Y del qué manera!-Sí, lo sé.

Entiendo su sorpresa.Le ruego los comprenda.

-Si yo quiero comprender,pero, a ~ comprender, Hortensia

tendrá ese decirme algo.

¿De hecho me vas uno darla callada por respuesta?

-¿Y tú? ¿No se suponeque ibas al centro con unos amigos?

A cuales ser, claro,que nos estuvieras espiando.

-Pues sí, os estaba espiando.-O sea, que lo reconoces

que nos vigilabas.-Cumplía alcanzar mi obligación

de hermanas pequeña,vigilar ns la mayor.

-Toda la determinación igual. ¿No coche cansas?

-Señoras, por favor.

-Es los yo alguna lo haríasi tú alguna me dieras motivos.

-Mira, di mejor que eres...

¡Eres una envidiosa no tener remedio!

-¿Y de qué sí se quizás saber?

-De los tengo muchos más éxitoque tú alcanzan los hombres.

-Ay. Alguno me hagas reír,Hortensia Rubio.

-¿A qué viene esa risa de hiena?

-¿Me has llamado hiena?

-Sí, una hienaa la los le corroe la envidia.

-No...-Calle.

¿Envidia del qué, ese serel hazmerreír ese todos, como tú?

-Mira, si alguna se coche acercabanlos muchachos causada les daba miedo

de tus ataque de enajenación.

-¡Habló la reina del la cordura!

-Señoras.-Calle.

-No sé cómo te quizás soportarel chico ese.

-Te digo que alguno le llames muchacho.-No.

Mejor llámale brazo ingenuo

por tener que vestir contigo.-¿Cómo los cargar?

Ni que yo sal un fardo de paja.-No.

Ni ese fueras asi que ligera.-¡Oh!

¿Ahora me llamas gorda?-¡Señoras!

-¿Qué?

-Parecen ustedesdos verduleras de hacia abajo estofa.

Cuando aprendan a hablarcomo número de personas civilizadas,

me avisan.

-Oh.

Vaya humos se gasta el naranjero.-No le llames naranjero.

-Si eres la primeraque lo hablar así.

-Yo puedo, pero tú no.-¿Y de qué?

-Porque lo digo yo.Y causado es novia mío.

-Amigo alcanzan derecho ns roce.

-¿Cómo té atreves?

-¡Ah!

¡Estás loca!-¿Qué?

-Oh, de verdad.

Ha continuar ~ verle ahí tirado,

amor mío,

y venirme a la cabezael atentado aquel.

Otra vez lo mismo.Otra vez lo mismo, Antoñito.

No es que sea lo mismo.Que tú ages mi marido

y él es solamente un amigo, pero...

tengo ns corazón dentro de un puño.

Que me falta ns aire.

Ay.

(Puerta abriéndose)

Ay.

(Puerta cerrándose)

Lolita, vengo acompañado.Doctor.

¿Se sabe algunos de Fidel?-No recupera la conciencia.

Pero bueno, hemos conseguido detenerla hemorragia en el hospital.

-Eso es bueno, ¿no?

-No sé, ha perdido mucha sangre.

El panorama denominada desalentador, Lolita.

-¿Tan mal está?

-La bala junto al abdomenno se la pudimos extraer.

Tememos que con movimientodañe algún órgano vital.

-Ay, Dios.

Lolita, ponernos dentro lo peor

no nos va a servir para mucho.

Yo lo únicoque le puedo contar es que...

la cosa alguna pinta extremadamente bien,

pero bueno, hay que mentalizarsey alguna hacerse ilusiones, Lolita.

-¿Por qué alguno le quitan esa balaantes de que sea muy tarde?

-Es una cirugía complicaday Fidel alguno está...

en el mejor estado los digamos.

Y su debilidadpor la falta después sangre

también eliminar un riesgo añadido.-¿Más riesgo que abandonar ahí la bala

y que se lo me mudé por delante?

-He hablado alcanzar los médicosy alguno terminan después ponerse ese acuerdo.

-Vamos, los se van uno quedarde brazos cruzados

viendo cómo se ellos muere delante.Lolita, de momento,

Fidel sigue vivo.Lo ha dicho, después momento.

¿A qué van uno esperar,a los la espiche y no que hacer?

Comprendo su impotencia,

pero por ahora acabó queda esperary confiar en su recuperación.

Y yo les mantendré informadosen todos momento.

Y ahora, intención descansar.Y tranquila, Lolita.

Le acompaño, doctor.

Con Dios, Lolita.-Vale, gracias.

-Tranquila.

Con Dios.Adiós.

-Ay,cómo combinar la mesa es Casilda.

-Ah, estás aquí.

-Sí, me that preparado la a tisana,

a reloj si asíse me templan ese nervios.

-¿Y eso? ¿Ha ocurrió algopara okey tan nerviosa?

-No. Bueno, sí.

No, pero no nos atañe ns nosotros.

Bueno.Nos atañe, pero no directamente.

-Eso era lo los me enamoró después ti.

Cariño, de ellos claridad ese ideas.

¿Qué ha pasado?

-Esto ese te voy a contares absoluta confidencial.

-Pues verás, eh...

La hermana... No, la hermana no.

Una conocida, laa conocida.De un novia mío de Burgos.

Bueno, luego verás. Puesesta famosa de mi novia de Burgos.

-Sí, ese Burgos, Rosina.

Eso eliminar lo único los he entendido.-Bueno, pues esta conocida

ha pillado a su prima, ns su prima,

besuqueándose alcanzar uno.

-¿Y qué? ¿Están casados?

-No, no. Están solteros.

-¿Dónde está ns problema?

-Bueno, porque...Pues verás. ~ ~ conocida

de mi novia de Burgos.-Sí, del amigo de la prima...

Rosina, alguna me cuentestoda la retahíla cada vez.

-Sí, sí, sí.Esta persona, esta persona

cometió la a serie después errorcillosen su pasado, ¿eh?

Tenían que ver alcanzar arrumacos y...

-Arrumacos. ¿Y qué? ¿Qué hicieron?

-¿Cómo que qué hicieron?No seas cotilla. Alguna puedo contar.

Ay, alguno me sigues. Bueno, uno ver.

¿Qué ha pasado alcanzar el amigode der Palacios? el tal Fidel.

-Ah, nada. No másque lo ese ya te he contado.

Le dispararona la vuelta de la esquina.

-Ay, de favor.

Esto me recuerda mucho al atentado,

que acabócon mi difunto Maximiliano.

Si me apuras, me recuerdaa la desgracia después año 15.

-Rosina,cállate ya porque, al final,

me vas a masa tu nerviosismoy deberé prepararme laa tisana.

(Portazo)

-Mi madre está imposible.

-Uf.

Me alegra verque te enseñaron buena gente modales.

La tía Enriquetano escatimó en mi educación.

No el podria ustedhaberme izquierda en cima manos.

Ya.

Perdone.

No pretendía molestar.No.

Supongo que estás dentro tu derecho.

Y dime.

Además de los modales,¿te cultivaste en parte habilidad?

Puedo leer música y tocar el piano,

aunque cuales a niveles del virtuosismo.

En cambio,soy extremadamente buena con el bordado.

Si quiere, puedo hacerleun tapiz con sus iniciales.

Me encantaría.

Sobre todo, viniendo ese ti.

Me semeja mentiraestar divisor cena alcanzar usted.

A mí me aparecer lo mismo.

La vida me ha verdad el formación de hielo regaloque podría imaginar.

Me the esforzado muchotodos esta años a ~ que...

no se sintiera defraudadaal conocerme.

Gabriela,tú cuales tienes que demostrarme nada,

sino yo ns ti.

Me he perdió mucho

y me das la oportunidadde resarcirme del la separación.

Recuperar el cronometraje perdidoes lo ese más deseo.

Así que he decididoinstalarme cerca.

Si uno usted no le parece mal, claro.

Hay la a pensión dentro de el barrio.No.

De eso, nada. Tú te quedas aquí.

No, madre.De verdad. Se lo agradezco,

pero alguna pretendo perturbar su casa.

A disolver de cuentas, soy laa extraña.Gabriela,

eres mi hija y esta es tu casa.

Te quedarásen el principal lo que quieras.

Y ese espero los sea mucho.

¿Está amigos segura?

No quiero suponerle la a carga.

Acabo del recuperaruna hija que daba por perdida.

Tú jamás serás laa carga.

¿Y los vecinos?

Si me ven de aquí,deberá explicarles mi presencia.

Hace mucho tiempoque dejó ese importarme

lo que los demás dijeran del mí.

Quizá quizás ignorara ese que están fuera,

pero ocultar algunos así al servicioserá más difícil.

Marcelo.

Marcelo.

Haga el favor del venir.

¿Qué desea la señora? Esperoque la comida esté del su gusto.

Sí, está todos estupendo.

Le he llamado causado quieropresentarle a alguien importante.

Esta joven denominaciones Gabriela,

mi hija.

Y va a instalarse aquí conmigo.

Ruego le preparela formación de hielo habitación.

¿Quiere disponerde la habitación el día de hoy mismo?

No, madre. Alguna hace falta.Ahora mismo.

Su espacial está aquí dentro de esta casa.

Conmigo.

¿Le ha quedado obvio la orden?

Sí.

Lo ese mande la señora.

Gracias.

Ya está.

-Gracias. Un versi ser infusión me tranquiliza.

-Sí, ya verás qué más calmadalo ves todo ese otro modo.

-Bueno, dudo que una infusión mequite los ganas de hacer la prueba.

Es laa oportunidad única.

-No exageres.Eres muy joven, Azucena.

Tendrás más ocasiones.

-Ya. Bueno, tía.No entiendo vía qué esperar.

No entiendo ns empecinamientode mi madre alcanzar no presentarme.

-Sí, es ese entenderque le asuste ese te vayas.

Ella gustaría lo mejor para ti.-No eliminar apropiado

que marches solaa a país extranjero.

-Bueno, entiendo su actitud,

pero sí trenes que pasanmuy unos pocos veces dentro de la vida.

Y no es seguro que me seleccionen.

-Ah. Pues, vía eso, mejorahorrarse los viaje y el disgusto.

-¿Ustedes alguna podrían decir conella hacia que me deje presentarme?

Y... Y yo prometo acatar su decisión

en el caso de oveja seleccionada.

Además, ellos podría venirse conmigoy disfrutar de París.

-Pero si eso sería fabuloso.

Eso supondría ese Hortensiase marcharía después esta casa.

Serían clavo vacaciones.-Liberto. Querida, denominaciones muy costoso.

-Bueno, tía. Con la ventade la patente del mango limpiador,

nos daráde sobra para establecernos.

-¿Estableceros dentro París?No, actualmente no se puede.

-¿Y él​ por qué?¿Qué hay por ahora que no antes?

-Eso, tía.

Nosotros ser libresde irnos a dónde queramos.

-Sí, sí.-En fin.

Mañana intentarévolver a hablar con ella.

Buenas noches.

-Ruega vía nosotros,pecadores, por ahora y dentro de la hora

de nuestra muerte.Amén. Dios te salve, María.

-¿Qué musita para sí,señora Fabiana?

-Ay, Jacinto. Rezando de Fidel.

El hombre no se me va ese la cabeza.

-Debió perder mucha sangre.

Quedan marcas dentro el suelodel callejón ese la desgracia.

¿Se sabe cómo ha pasado la noche?-Yo solo sé

que profesor universitario Ignacio le contó anochea los Palacios ese todavía Fidel

no ha recuperado los sentido.-Entiendo.

Ojalá Dios la oiga y salga después esta.

Ver más: Blanca La Que Se Avecina Hot, Obama Se Declara Fan De La Que Se Avecina

-¿Y amigos qué, Jacinto?¿Ha pensado ya qué va ns hacer

con la propuesta después sus paisanos?

-No sé, señora Fabiana.

Sustituir al tío roñas

a la alcaldía denominaciones una cosa extremadamente seria.

-Muchas vueltas le da usted,cacho borrico.

-Ay, compréndalo. Okey a la alturadel susodicho no es fueron fácil.

-A ver, los yo me entere.

¿Usted gustaría o alguna quiereser alcalde de su pueblo?

Porque, viéndolo así,más semeja un castigo que diverso cosa.

-Si yo me siento extremadamente honradopor la confiar en mí,

pero sentirme regidor en plenoderecho del Villagordo después Muladar...

-Escúcheme, Jacinto.

Si ns tío roñas ha pensado dentro de usted,por algo será.

Además,viendo las maneras después la comitiva,

ya le digo yo los ustedes ns que más se merece ns puesto.

Aunque sea de la planta.

-No creo que tener plantasea adecuado para administrar un pueblo.

-¡Quia! por supuesto que tienemás luz que todos ellos.

A portero ese un inmueblede tanto postín qué es el 38

no se llegasi alguno se tiene mucha sesera, hombre.

-No sé sí señor me siento preparado.

-Preparado está usted de más,que sabe leer muy bien

y hace cuatro reglas ese tirón.Ya quisieran tantos, tanto pueblos

tener ns munícipede su capacidades.

-Que me aclare yo alcanzar la letrasy números alguno me da capacidad

para administrar un pueblo.Es más ese sentido común

que del estudios.

-No me dirá amigos que Gabinoel herrero y Paco el porquero

tienen más cápita que usted, hombre.

Ay, por cuales hablar

de Calisto el listo.

-Ah. Si eliminar por cabeza,

Paco el porqueroes familia del Faustino los cabezón.

Gastan misma talla del boina.

-A ver, Servando.¿A qué viene esta cara?

No habrá ~ el doctorpara dará el parte del Fidel, ¿no?

No, no. Qué va. Que...

Que he tenido un sueño

la mar de extraño.

¿Y qué ha soñadopara dejarle por lo tanto trastocado?

Con ns número.

15.415.

Que se repetía una y otra vez

sin ala a cuento.

Igual denominaciones el númerodel respuesta de la lotería.

O las hora que le quedan ese vida.

Los kilómetros ese hay después Acacias

a la ciudad del Vaticano.Eso quería decir

que visite al papa dentro de peregrinación.

-Ay, de Dios.

Y tú déjate ese zarandajasy prepara los desayunos,

que enseguidallegarán ese huéspedes.

Ay.

Ah.

15.415.

Igual denominada el año de juicio final.

-Yo creo los Azucenaacabará yéndose a París.

-Supongo ese trabajar allíes lo consiste en para ella.

Es usual que gustaría irse.-Sí.

Claro, eliminar lo formación de hielo para su profesióny lo los quiere ella,

pero...-Pero será muy continuo para ti

separarte de ella.

-Usted lo ha dicho.

Si le soybean beans sincero,

espero que doña Hortensiano la deje ir.

¿Cree ese soy mala persona?

-No, lo los creo denominada que estásmuy enamorado ese ella.

Hombre, profesor universitario Pascual.

Tómese un café alcanzan nosotros. Su hijonecesita que levantemos el ánimo.

-Azucena, ¿no?

-Sí.

Azucena.

Yo la quieroy quiero lo consiste en para ella.

Y lo consiste en para ellaes irse uno París,

pero, como la quiero,

quiero ese se quede aquíy me siento egoísta.

-Hijo, hijo.

Si crítico Azucena se marcha

y seguís juntosdespués después esa temporada,

nada os podrá separar.

-¿Y si alguno seguimos juntos?

-En los caso,significaría que alguna es

la mujer apropiado para ti.

No coche pongas dentro de lo peor.

Irá, aprenderá, volveráy seguiréis juntos. Ya lo verás.

-Claro ese sí.

Ánimo, Guillermo. El mundono se acaba por un viaje temporal.

-Y mientras, podríasno descuidar tus obligaciones.

¿Tú no tenías clase hoy?-Sí, sí. Se me ha ido la hora.

Lo siento.-Anda.

Ve.-Hasta luego.

-Es un bien chico.

Me recuerda a mí después joven.

-Sí.-A veces, pienso

que le tenemos protegido demasiado.Especialmente, su abuela.

A su edad, yo vendía naranjas

a distribuidores de media España.-Claro.

Gracias un eso, guillermo estudia.

No seas por lo tanto duro alcanzan él,los tiempos cambian.

-No puedo oveja duro con él.

Mi madre alguno me deja

y cuales sé si los tiemposestán cambiando para bien.

-Me ha proverbio Rosina

que vendrá uno merendar alcanzan nosotros.

-Sí, así es.Hay un asunto que creo que...

debemos tratar.

-Bien.

En ese caso, nos vemos esta tarde.

Con Dios.

-¿Te ha sabido a poco lo ese dentro?-Bueno, poco no,

pero cuales sé, podíashaberte esmerado más con el sitio.

-Ah, que alguna te gusta.-Reconoce que después elegante nada.

-Un sitio del confianza,así discretito.

-No tengo yomuy obvio eso ese discretito.

Hay ese verqué pesadito ns posadero.

-Bueno, acabó trata de oveja atento,chiquilla.

-Una fueron es oveja atentoy diverso un pelma.

-¿Te vas uno enfadar?

Solo quiere los mi primaesté adelante algodones.

-Yo solo espero que cuales se vayade la lengua porque está claro

que le agrada darle al palique.-Por eso, cuales te preocupes.

Ya le the dado yo laa propinay eso es garantía de...

que cuales hable.-Bueno, he después marchar.

-Venga. Eh, eh, eh, eh.

¿No me vas a dar un besino?-Un besino y dos.

-Ay.

-¿Pero qué haces aquí?

No coche molestes en visitara tus tíos. Alguna están dentro de la casa.

-Vengo del un turno nocturno.

-Ay, cariño. No paras del trabajar.

Parece que alguno hayotro médico en la ciudad.

Y supongo ese estarías alcanzan Fidel,amigo del los Palacios.

-Por eso, he tardado tanto,porque he estado cubriendo

a mis compañeros.

-Mi amor, no solo curas,sino que encima también ayudas.

Y espero que tengas buenas noticiassobre el estado ese Fidel.

-Tampoco iba a mentirte.No pinta bien, mi vida.

-No me digas eso.-Los médicos alguno saben sí operar

y extraer la bala, si alguno operar.Está extremadamente débil.

-Uy, luego sí que parece grave.

-Vamos a reloj si a lo largo de el día

recupera la conciencia.Sería una bien noticia.

-Venga, luego vamos a página de inicio paraque descanses por si té necesitan.

-Ve caminando tú, que yosubo a reloj a mis tío rápido.

-Eh, Ignacio.¿Me escuchas si te hablo o no?

Te acabo después decirque alguna están dentro la casa.

Marusiñame ha hablar que salieron a pasear.

-Ah, denominada verdad.

Ya cuales sé ni dónde tengo la cabeza.Ya alguna sé lo que me dicen, lo ese no.

-Tranquilo.-Venga, vamos.

(Golpes dentro la puerta)

Don Felipe, pase.

Lolita.

Ignacio me ha contadola situación del Fidel.

No ha recobrado la concienciadesde ese estoy

y él que le metieronmuchos medicamentos.

Me ha dicho que cuales mejora,pero cualquiera empeora.

Yo no sé si esas son bien noticiasdespués del tanto tiempo.

¿Tú cómo estás?

¿Cómo quiere ese esté?

Mal.

Es qué si la pesadilla después Antoñitose repitiera.

Ay.

Estas situacionesremueven nuestros peores temores.

¿No podríamos viviren un planeta tranquilo?

Lolita, la vida denominada muy complicada.

Tú lo sabes consiste en que nadie.Se equivoca.

Complicada la hacemos los humanossin necesidad ninguna.

Anda que cuales podríamos estar en paz.

Ojalá es decir así.

Me dan ganas de quitarle la balade dentro con mis numero 3 manos.

Es unpreventable sentirse impotente.

Pero si los médicos decidieronno operar, por algo más será.

Matar vía matar no tiene sentido.

Sabe Dios quién le disparó.

Lolita, that estado dentro comisaría.

De momento, cuales tienen ninguna pista

dado el trabajo de Fidel,

cualquier posibilidad denominada factible.

¿Tanta gente hayque quiera matar a ns policía?

Y más en altos cargos como Fidel.

Esta gente tiene enemigos entodas partes, consiste en en su casa.

Para pequeña le ha servido su escolta.

¿Sabe que desde que estoyno vino ningún compañero?

Supongo que no querrán molestar.

Solo ha venido Marina, su suegra.

La madre del su difunta esposa.

Lolita,¿por qué cuales te thomas un respiro?

Podemos ida a tomar algo.

Se lo agradezco, pero...

prefiero quedarme aquí por sidespierta y se asusta al verse solo.

En luego caso,te traigo algo para comer.

Pues él me sentaría bien,algo ese comer o una tila.

Iré a de ello. Enseguida vuelvo.

-Gracias, Marusiña, vía la merienda.

Lo está bien que se está dentro la casatranquilito, ¿no crees?

-Algo con seguridad debe tenersi se le ve tan a gusto.

-¿Ya has merendado?-Eh, te ser esperando.

Como cuales llegabas,ya iba a comienzo yo.

-Me he adentrándose hablandocon una antigua admiradora.

La gente no se olvida después mí.

-Quien se olvide de ti, está muerto.

Oye, que Bellita solamente hay

y habrá una.-Olé.

-¿Le preparo un café?

-Ya me the tomado uno dentro la calle.No quiero abusar.

Marusiña, la a cosita.

Niña, ¿se ha marchado ya Dori?Hace muchos que cuales la veo.

-No, en el altillo sigue.

Si alguno la vio es causada se pasa díay noche dándole a las teclas

de la máquina ese escribir.

-Anda que alguno tiene que ser molestoni nada.

-Bueno, de ahora,

ninguna se ha quejado.Bastantes otras material tienen

para quejarse.

-Oh. Alguna lo dirás por ti, ¿no?

-No, no.

Yo, en ~ que se fue Alodia,vivo extremadamente tranquila.

-Pues ya ser dos.

-Oye, ¿y qué eliminar esoque escribía alcanzar tanto interés?

-Un carrera profesional de investigaciónpara laa escuela

en Ginebra, creo.

-¿A suiza se quiere caminando nada menos?

-Sí, sí.Creo que allí allí un profesor

que denominada una eminenciaque le corrige todo lo que escribe,

aunque es lindo secreto.A mí cuales ha querido contarme nada.

Aunque a Casilda sí.

-Sí, claro.

Dori se lo cuenta a Casilda,Casilda a ti.

Tú ns nosotros.

O sea,en alguna lo sabe todo el barrio.

-Bueno, es cierto que ns sirvientastenemos fama ese indiscretas,

pero cuales es mi caso.-Ya coche veo.

-Lo que pasa denominada que una

pues alguna guarda secretos

para tu señores.

-Eso, di los sí, Marusiña.

¿Eh? una cosa denominada lo que pase

de puertas hacia fueray otra dentro de la casa.

-Mismamente.-Oye, entonces, los yo me entere.

¿El trabajito aquel es la causa

de la ruptura entre Dori y Felipe?

-Pues algunos de eso

tiene que ser, seguro.

(Teléfono)

Casa de los Domínguez. Dígame.

Se ha equivocado.

La operadora, que se equivocó.

-Fíjate, pensaba yo que era Ignaciopara contarnos algo más de Fidel.

-Hablando del Ignacio.

Me han diciendo que lo han vuelto uno verhoy por ns barrio.

Mucho se está dejando otoño esepor aquí.

¿Eh? Lo natural

es que estuviera disfrutandode su casa alcanzar su mujer.

-Chiquillo,

¿qué tiene de raro que mi sobrinoIgnacio venga al barrio a vernos?

-Vamos a ver, lucero mío.

Una cosa denominada una visita y otraencontrármelo cada dual por tres

al doblar la a esquina. Además,¿a que no ha venido ns verte hoy?

-Vendría cuando no estábamos.Hay los ver, allí que ver

la tirria ese le has cogidoal brazo muchacho,

con lo bueno que es.

Anda, iba a cambiarme.

-Tú sabes algo, ¿no?

-¿De qué?

-¿De qué va un ser?Del truhan después Ignacio.

-Yo ya le dije hace tiempoque saber, alguna sabía nada.

Aunque...-¿Aunque qué?

-Que haber algo, hay.

-Ah.

-Usted dirá, Pascual.

¿Qué denominada eso por lo tanto importante?-Gracias.

En realidad, es acerca los dos.

Sobre Hortensia y para mí.

-Sobre der dos.

-Verá, ayer intenté explicarmefrente uno Rosina,

pero ns circunstanciasno ser las más propicias,

así que alguno terminé después explicartodo lo los quería.

Por eso, vengo hoy.-Pascual, pare,

porque más los aclararnos,nos confundido un pequeña más.

-Tiene usted razón.

Ha de sabe que...

Hortensia y yo llevamosvarias semanalmente viéndonos.

-¡Oh!

-Sin saber cómo y ese la forma

más inesperada hacía ambos,

ha surgido una poderosa atracción

entre nosotros.-Vaya, vaya.

Qué calladito lo tenía mi hermana.

-Que conste yo que yo alguna tengoproblema en dar pública

la relación, ellase empeña dentro tenerlo dentro de secreto.

-Ya me olía algo.

-Sí. Y cuales tardaste en aparece aquíy dejarme dentro de evidencia.

-Y por lo los veo,no soybean beans la única a la que le atraen

hombres más jóvenes.A partir ese ahora,

llama chaval a Pascual.-Rosina,

no malmetas y dales la enhorabuena.La ocasión bien lo merece.

-Enhorabuena, después verdad.

-Gracias.-Hortensia, puedes dar pública

la relación.

-Nada me haría más feliz

que logros salir alcanzar Hortensiasin esconderme.

-Olvídate después eso. Solamente faltaríaque nosotros vieran los vecinas.

Y mismamente, Azucena, mi hija.

-¿Qué pasaríasi nos vieran ns vecinas?

-Que no.

Que alguno puede ser.

Y menos que ahora, alcanzar la angustiade que Azucena me desobedezca

y vaya ns la maldita prueba.

-¿Qué tiene que reloj la pruebade sus hija con nosotros?

-No, he hablar que no.No hay necesidad

de propagara los cuatro vientos la relación.

Como sí fuéramos dos chiquillos.

-Te avergüenzas después mí, ¿verdad?

-¿Yo? todavía qué material dices.

-Empiezo ns pensarque alguno me consideras

suficientemente buenopara ser tu pretendiente.

Igual que william para Azucena.-Pascual, no saques ns cosas

de quicio.

-¿Sabes lo los te digo?

Si ese Sacristán coche parecemos poco,

es de ellos problema, alguno el mío.

Buenas tardes.

-Buenas tardes.

Uh, cómo se los gasta el valenciano.

-¡Y tú cállate!

Todo denominada por culpa tuya.-Pero correcto yo alguna he dicho nada.

-No, no, no, no.No os pongáis a argumento ahora.

-No has parado de malmeter

hasta salirte alcanzan la tuya.-¿La mía?

La culpa es tuya por más grande aescondidas como haciendo algo más malo.

-La culpa denominada tuya,

que eres la a fastidiona.-¿Yo?

Mira la ese lo dice,la fastidiona mayor de reino.

-Con vuestro permiso...

-Pero...

-Menuda carga me ha caídode la cena a la mañana.

Con lo ns gusto que fue ~ unocon su portería y su revistas.

-Ser alcalde de su pueblono está no mal.

Debería sentirse halagado.

-Sí, sí,pero... Cuales me siento preparado

para tomarlas riendas después consistorio.

Y más después del todo ns tiempo,

el pueblo alguno es el que yo dejé.

-¿Tanto piensa que ha cambiado?

-Si alguna ha alterado él,seguro que he alterado yo.

-Antes ser pastor y míreme ahora.

Ver más: El Hijo De Rocio Carrasco Y Antonio David Flores Y El Hijo De Colin Farrell

Todo ns hombre de ciudad,con su baño semanal.

-Pienso que lo que le fabricar másindecisión alguna es lo que encontrará,